PORTADA
CONTACTO | AUTORA | BLOG DEL BLOG | ESTADÍSTICAS| LOGOS Y BANNERS
Google

martes, 13 de marzo de 2007

Decir sí a la vacuna contra el papilomavirus

Eng

Cuando le dije a Alice, mi hija de 13 años, que la iba a llevar para que la pusieran una vacuna que podía prevenir el cáncer, se quedó algo intrigada. "Genial", aceptó, "aunque no me gustan nada los pinchazos". Por suerte, no puso mucho problema, y las dos nos dirigimos hacia el corazón del asunto sanitario más candente del momento: vacunar a una adolescente contra un virus transmisible por vía sexual mucho antes de que sea sexualmente activa (o eso espero).

Personalmente, la decisión de llevarla no ha sido difícil. El Gardasil, aprobado por la FDA el junio pasado, protege contra cuatro cepas del papilomavirus humano (HPV). Se cree que dos de ellas son responsables del 70% del cáncer de cuello de útero, que ataca a unas 11 mil mujeres al año en EE.UU. Las otras dos cepas provocan el 90% de las verrugas o papilomas genitales.

La Academia de Pediatría y el Centro para el Control de Enfermedades recomiendan el Gardasil para las niñas entre 11 y 12 años, aunque puede administrarse en cualquier momento entre los 9 y los 26 años. La idea es proteger antes del inicio de la vida sexual. El 40% de las niñas se contagia con el HPV durante los dos años siguientes a este inicio. A los 50, el 80% de las mujeres han tenido el virus, aunque muchas veces es asintomático y sólo un mínimo porcentaje desemboca en un cáncer.

En mi clínica se ha hecho una enérgica promoción de la vacuna, lo que ha incomodado a muchos padres. Cuando el gobernador de Texas, Rick Perry, intentó el mes pasado hacer obligatoria la vacunación de las niñas, muchos vieron un mensaje desconcertante: Hasta el momento, cuando se trataba de educación sexual, de lo único que hablaba el estado de Texas era de abstinencia. Ahora Merck, el laboratorio que fabrica el Gardasil, ha dejado de presionar a los estados para que promocione la vacuna en los colegios. Ninguna otra vacuna obligatoria en edad escolar ataca un microorganismo que se transmita por vía sexual.

Para mí, proteger a mi hija del cáncer es mucho más importante que este temor a hablar de su futura vida sexual. "Muchos padres son completamente negativos" me ha dicho mi pediatra de toda la vida, el Dr. Marc Wager. Está acostumbrado a intentar convencer a muchos padres de que vacunen a sus hijas.

Alice ha conseguido escuchar nuestra pequeña discusión sobre el HPV sin aburrirse demasiado. Y mientras hablaba, el doctor Wager, la ha pinchado desprevenida. Un viejo truco que sigue funcionando. "La verdad es que ni me he enterado".

El que también ha sufrido el pinchazo ha sido mi monedero. Alice tendrá que volver en dos meses por la segunda dosis, y en cuatro por la tercera. Cada dosis vale 120 dólares. Por suerte, la mayoría de los seguros privados cubren el Gardasil, así que sólo tengo que pagar 25 dólares en cada visita. Los niños sin seguridad social pueden conseguir la vacuna gratis gracias al Programa de Vacunación Infantil del estado.

Como ocurre con cada vacuna que aparece, hay muchísimos interrogantes. El Comité de Expertos en Inmunología del CDC ha analizado 542 informes de efectos secundarios de más de 2 millones de vacunas administradas, y la han declarado segura. La mayoría son debidos a la propia inyección, como el picor, y como en todas las vacunas recomiendan esperar 15 minutos en la consulta tras su administración. Según los resultados de Merck, la protección de la vacuna dura al menos 5 años.

Mi próximo reto: convencer a mi hija de 18 años para que se pinche. "Date prisa", me ha dicho mi doctor, "mejor que se vacune antes de que termine el instituto".

--
Traducción del artículo de Claudia Wallis "Saying Yes to the HPV Vaccine", publicado en Time CNN 09/03/2007 (Negritas y enlaces añadidos)

La vacuna ha sido aprobada en la mayoría de los estados europeos y América Latina.

Más sobre miedo a vacunas.

2 comentarios:

Ernesto Schutz dijo...

Que interesante el tema de la vacunacion, y que suerte que en USA los cubre el seguro, lamentablemente en otros paises aun no es asi.

Ernesto

Azuara dijo...

En muchos países, casi todos de hecho...

Comentar