PORTADA
CONTACTO | AUTORA | BLOG DEL BLOG | ESTADÍSTICAS| LOGOS Y BANNERS
Google

lunes, 16 de octubre de 2006

El estudio de The Lancet

Eng

Mucho se ha hablado ya del reciente estudio de Lancet que afirma que más de 650.000 iraquíes han muerto consecuencia de la invasión de Estados Unidos (y que viene a completar uno publicado en 2004).

Cuelgo aquí la publicación íntegra, por si a alguien se le quedan cortas las reseñas periodísticas:
Mortality after the 2003 invasion of Iraq: a cross-sectional cluster sample survey
Gilbert Burnham, Riyadh Lafta, Shannon Doocy, Les Roberts
The Lancet (2006) 6736(06)69491-9
Y la entrevista a Richard Horton y Gilbert Burnham del pasado 12 de octubre en el Lancet's podcast:




Desde la comunidad científica, varios bloggers de Science Blogs se han lanzado a comentar el estudio: metodología, fuentes y resultados. Mike Dunford (recomendable), Mark Chu-Carroll, Tim Lambert, entre otros, aportan críticas y argumentos a favor de la validez del mismo.

Y también la prensa interancional. En el NY Times leemos:
El estudio previo, publicado en The Lancet, en 2004 había sido muy criticado al utilizar una muestra relativamente pequeña: 1000 familias, lo que daba lugar a un margen de error enorme.

Este nuevo estudio es algo más representativo, ha sido realizado por científicos y la muestra son 1849 familias de 47 barrios diferentes en todo Irak. La selección de las áreas geográficas en 18 regiones se basó en el tamaño de la población, no en el nivel de violencia.

El Washington Post destaca que:

Ambos estudios, son los únicos análisis fiables que disponemos de la mortalidad en Irak, pues utilizan métodos científicos. La técnica, llamada "cluster sampling", se usa habitualmente en epidemiología para estimar la mortalidad durante y después de un desastre natural.

El último estudio obtiene el mismo resultado en cuanto a las muertes inmediatas tras la invasión que el estudio de 2004, lo que da confianza a los investigadores respecto a sus métodos. La mayoría de las muertes (87%) fueron además corroboradas por certificados de defunción. En más del 90% de los hogares había certificados.
Sin embargo, en estos periódicos también encontramos dudas sobre los resultados. Otro ejemplo de voces críticas es Mark Goldblatt, redactor de National Review Online:
El estudio pretende calcular el número de muertes civiles "en contraste con las muertes si no hubiera habido conflicto bélico". Supongo, por tanto, que en el grupo contro se habrá tenido en cuenta los efectos de las sanciones de la ONU en Irak antes de la invasión, que si no hubiera habido guerra, todavía estarían activas. De acuerdo con estudios de la ONU usando similares metodologías, alrededor de 150.000 civiles (más de la mitad de ellos, niños) habrían muerto cada año como resultado directo de las sanciones de la ONU. Estas finalizaron en mayo de 2003 con la caída del régimen de Saddam hussein, lo que significa que en algo más de 3 años, han muerto unas 525000 personas.

Si comparamos estos números con los datos de The Lancet, podremos concluir que la administración Bush sólo ha sido la causante de la muerte de 75000 civiles irakíes. Pero los investigadores admiten un vasto margen de error, de 400000 personas, lo que supondría entonces que la decisión de invasión de Bush habría salvado al menos 100000 vidas.
En el artículo se menciona este sesgo, lo que invalida el argumento del periodista. Además, la ONU cifra las muertes por sanción a 60.000 al año no 150.000, y no lo atribuye sólo a la organización sino a la precariedad del sistema sanitario iraquí durante el régimen de Saddam. El autor, pone además pone en duda las fuentes de Reuters: "Los datos de Reuters derivan de las informaciones combinadas de los ministerios de salud, interior y defensa irakíes. Fuentes muy dudosas para ser sinceros."

xxx

Personalmente pienso que son necesarios ciertos conocimientos de epidemiología y estadística para atreverse a criticar este informe más allá de los meros resultados. Una buena crítica, incuye alternativas y opciones de muestreo o análisis de datos. Por eso yo no lo voy a hacer.

Puede que los datos de The Lancet estén sobreestimados, o que las informaciones oficiales de EE.UU. se queden muy cortas. Lo que está claro es que es el mejor informe que se dispone hasta el momento: un análisis científico siempre será mucho más metódico y objetivo que cualquier estudio oficial, aunque la ciencia se meta en el resbaladizo mundo de la política.

Y
un solo muerto, ya son muchos muertos.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso me recuerda que nada más acabar la guerra las ONG's calculaban que había más de un millón de iraquíes asesinados por Saddam, en fosas comunes.

Azuara dijo...

Sí, Amnistía Internacional fue la que dio el avisoa de estas fosas y la ONU pidió explicaciones. Por lo que he leído ahora, hay documentados 200.00 desaparecidos y en las 9 fosas que se han descubierto hay varios miles de cuerpos. No sé en qué se basan las ONGs para hacer las estimaciones, pero como en este caso, no tengo estudio científico que me sirva de excusa para hablar de esta otra barbaridad.

Todo se queda en cifras, triste, pero cifras.

Comentar