PORTADA
CONTACTO | AUTORA | BLOG DEL BLOG | ESTADÍSTICAS| LOGOS Y BANNERS
Google

jueves, 28 de junio de 2007

Medicamentos en (el) extranjero

Eng

Otro consejo rápido para los que decidan recorrer mundo estas vacaciones; sencillísimo: Si van a viajar a otro país (aunque hablen el idioma), tengan cuidado con los nombres de las medicinas que compran sin receta. Viene a cuento de lo que le ha ocurrido hace poco a un paciente francés que estaba de vacaciones en España:
El hombre, que seguía un tratamiento crónico de anticoagulantes, tuvo la mala suerte de olvidarse las pastillas en casa. Se dirigió entonces a una oficina de farmacia para comprar una nueva caja. Pero el medicamento, que tenía el mismo nombre comercial que el suyo, poseía un principio activo totalmente distinto: del otro lado de los Pirineos, es un vasodilatador. El fármaco le provocó un derrame cerebral a los 10 días de empezar a tomarlo.
Por eso, si tienen que seguir algún tratamiento durante las vacaciones, es muy importante anotar (o preguntar a su médico o al farmacéutico) la Denominación Común Internacional de su medicina. La DCI (INN, en inglés) no es otra cosa que el nombre de la molécula activa que contiene, y que suele venir justo debajo del nombre fantasioso. Cualquier profesional de la salud entiende esta DCI ya que es el nombre genérico aceptado por la OMS.

Si sólo se acuerdan del nombre comercial, no está de más aclarar en la farmacia que se trata de un medicamento extranjero. En la actualidad, los programas informáticos de los que disponen los farmacéuticos contienen las fichas técnicas de buena parte de los medicamentos que se venden en el mundo, y con un poco de buena voluntad, el boticario será capaz de encontrar la medicina equivalente en el país.

Eso sí, la mejor idea: si están enfermos o necesitan alguna medicina (olvido, urgencia), háganle una visita a los otros señores con bata, los médicos, y llévenles todo lo que encuentren: recetas, cajas vacías, DCIs...

Un último detalle: como siempre, EE.UU. va por libre y tiene su propia lista de nombres genéricos: la USAN, y por ejemplo, lo que para todos es paracetamol, allí se conoce como acetaminophen.

Fuente | Alerta de la AFSSAPS

11 comentarios:

Azuara dijo...

Les he escrito un email para saber cuáles son estas medicinas que se llaman igual en España y en Francia, por curiosidad. A ver si responden...

anso dijo...

mucho más lógico el nombre americano :p

lo que no sé es porqué no le llaman por su nombre real ni aquí ni allí.

Azuara dijo...

Ya está el químico sacándole punta al comentario :P

Por cierto, los de la Agencia del Medicamento francesa han respondido. Traduzco/copio/pego:

Bonjour Madame
Se trata de un medicamento que se comercializa en Francia como Previscan®, y cuya DCI es la fluindiona, un anticoagulante.
Este medicamento no se vende en España.
Sin embargo, en Argentina se vende un medicamento de marca también Previscan® y cuya DCI es la pentoxifilina, un vasodilatador, no un anticoagulante. El farmacéutico español le vendió un equivalente de la pentoxifiina.


Qué retorcido el farmacéutico español, ¿no? :S

Ortiga dijo...

Hola!! La verdad es que este asunto es un poco raro. Hay varias cosas que no cuadran, sobre todo teniendo alguna de cómo se piden los medicamentos extranjeros desde una farmacia:
1. ¿Por que pedir un medicamento a Argentina si lo hay en Francia? Francia está al lado y hay total confianza en sus medicamentos, al ser de la Unión Europea. El recurso a Argentina, porque hablan español, podrá parecerle muy normal a cualquier ciudadano francés, pero no a ningún profesional farmacéutico español. No es habitual como fuente de medicamentos extranjeros y la confianza en la calidad de sus medicamentos no está en sus mejores momentos.
2. La farmacia –que yo sepa- no puede pedir un medicamento directamente, debe tramitarlo a través de la delegación provincial de Sanidad o similar.
3. Esa petición debe ir respaldada por una prescripción médica (receta) o informe.
4. Ante la solicitud de un medicamento extranjero que no se comercialice en España, lo habitual es enviar al paciente al médico, para que éste le prescriba lo conveniente para su dolencia.
5. ¿El farmacéutico no sabe consultar el principio activo del medicamento? ¿Para que están los catálogos con las listas de especialidades ordenadas por DOE (Denominación Oficial Española, la versión española de las DCI)?.

La verdad es que todo esto tiene la pinta de una parábola bíblica o historia ejemplificadora para que los franceses no olviden su medicación, algo muy loable, pero que no se sustenta como caso real.
La prueba del nueve sería saber si el citado medicamento francés, Previscan®, con el principio activo figura realmente en el listado de medicamentos extranjeros habituales de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. La respuesta en: http://www.sefh.es/descargas/MedicamentosExtranjeros.xls

Azuara dijo...

A mí el correo también me ha sonado bastante raro. Me imaginaba que el francés habría entrado en la farmacia pidiendo un medicamento (sin receta) y que se lo habrían dado (qué raro...), sin pensar, encima, que el medicamento podría ser diferente en los dos países.

Pero esta historia de mirar el medicamento en la lista argentina y dar el equivalente en España... Por lo que yo entiendo no solicitaron el Plavix argentino, sino que le dieron directamente pentoxifilina.

Por cierto, me pregunto yo: si se hubiera dado cuenta de que la fluindiona no se comercializa en españa, ¿se las habría dado de médico y le habria dado un Sintrom®? (por poner).

Si es que la historia es cierta, claro, porque rocambolesca es un rato...

Rafael dijo...

Hola Azuara:
Aunque es la primera vez que hago un enlace a tu página desde mi blog, quería decirte que lo suelo ver con frecuencia y que me gusta mucho el tipo de noticias y la orientación que tiene. Soy médico y aunque ya no me dedico a la medicina, me siguen interesando estas noticias.
Un cordial saludo
Rafael

Azuara dijo...

Muchas gracias Rafael. Bienvenido al mundo 2.0, bienvenido a tu nueva casa en la web :)

nathaliebigot dijo...

esta historia es verda soy la mujer de este frances, la farmacia encontro el previscan 'argentino) en el catalogo de medicamentos solo esta escrito el previscan argentino y tambien esta escrito que en espana es llama hemovas lo que me vendio por favor ayudarme que no pase mas esto mi amido no puede hablar hago lo que pueda en francia para que cambie la cosa
tengo falta de la fotocopia del previscan que esta en el livro catalogo de medicamentos mi direction es thierry.bigot3@wanadoo.fr ou petitours01@voila.fr le dare toda la esplication como paso
muchisima gracia

Anónimo dijo...

que no pase mas esto mi amido no puede hablar hago lo que pueda en francia para que cambie la cosa
tengo falta de la fotocopia del previscan que esta en el livro catalogo de medicamentos mi direction es thierry.bigot3@wanadoo.fr ou petitours01@voila.fr le dare toda la esplication como paso
muchisima gracia

Tona dijo...

Estoy segura que es un caso real, y creo que es un cumulo de desgraciadas casualidades que debemos evitar y prevenir para que nadie tenga que sufrir sus consecuencias.
El paciente olvido su medicación, en la farmacia no miraron el principio activo, confiaron que era el mismo para todos los Previscan®, como no tenian seguro que buscaron en su vademecun y encontraron el iberoamericano de Argentina, debeis pensar que España tiene muchas colaboraciones en bases de datos sanitarias pro tener un mismo idioma, y la suma de todo esto es lo que llevo a un error irreparable.
Lo que estamos haciendo, Nathalie la primera por su generosidad y todos los demas es difundir un problema que nos ayude a evitarlo.
Saludos

Casino Movies dijo...

It is remarkable, it is a valuable phrase

Comentar