PORTADA
CONTACTO | AUTORA | BLOG DEL BLOG | ESTADÍSTICAS| LOGOS Y BANNERS
Google

lunes, 8 de enero de 2007

La enfermedad del sueño: ¿la enfermedad más olvidada?

Eng

La tripanosomiasis humana africana (THA), también conocida como enfermedad del sueño, es una dolencia parasitaria mortal sin tratamiento transmitida por la mosca Tse-Tse que afecta a decenas de países del África Subsahariana.

La THA, prácticamente erradicada en la década de los sesenta, ha resurgido en proporciones epidémicas debido a las guerras, los movimientos de población y el derrumbe de las estructuras sanitarias. Ahora, más de 500.000 personas están infectadas en esta parte de África, una cuarta parte de las cuales morirá este año. Pero, a pesar de ello, la tripanosomiasis sigue siendo una enfermedad prácticamente invisible, quizás la más olvidada de todas, porque la padecen personas pobres en zonas remotas, y las empresas farmacéuticas consideran que no existe ningún beneficio económico potencial en el desarrollo de medicamentos para combatirla.


La enfermedad

El nombre de la enfermedad deriva de la incapacidad de los afectados para dormir de noche y de la somnolencia que padecen durante el día. Una vez introducido el parásito Tripanosoma por la mosca en el organismo del hombre, el ganado o los animales salvajes, se reproduce en su sistema linfático- sanguíneo (donde se esconde de los fármacos) y después en el sistema nervioso central.

El primer estadio de la enfermedad del sueño presenta síntomas como fiebre y debilidad; es difícil de diagnosticar, pero relativamente fácil de tratar. Sin embargo, sin tratamiento, el parásito invadirá el sistema nervioso central de la persona infectada y ésta entrará en el segundo estadio de la enfermedad. Aunque este segundo estadio se produzca a las pocas semanas o tarde años en manifestarse, es aquí cuando inevitablemente aparecen serios problemas neurológicos y psiquiátricos: la persona infectada presenta cuadros de confusión y agresividad, que pueden ir acompañados de convulsiones hasta el coma y la muerte.


En la actualidad

A pesar de la virulencia de la enfermedad, no ha habido prácticamente ninguna mejora significativa en su tratamiento durante 50 años, a excepción de la eflornitina (conocida como DFMO), que dejó de producirse en 1995 por su baja rentabilidad. En 2001, la OMS y los productores farmacéuticos acordaron un programa de donación que aseguraba el suministro de dicho medicamento hasta 2006. Así el melarsoprol, derivado del arsénico que presentaba un 21% de posibilidades de fracaso terapéutico y una mortalidad del 5% por el simple hecho de usarlo, fue remplazado por la eflornitina.

Sin embargo, MSF sigue abogando para que la OMS, la comunidad internacional y los gobiernos, tanto de países endémicos como de países ricos, adquieran el compromiso político de apoyar iniciativas de I+D de nuevos medicamentos más eficaces, de fácil administración y a precios asequibles, para combatir ésta y otras enfermedades olvidadas.

Recientemente, se ha descubierto una proteína, la JBP2, que ayudará a probar la hipótesis de que una base de ADN excepcionalmente modificada llamada base J, es un componente crucial del mecanismo por el que el tripanosoma evade el sistema inmunológico. Si la hipótesis es correcta, se podría desarrollar un fármaco más efectivo para tratar la enfermedad del sueño.

Se ha conseguido además identificar varias mutaciones genéticas que podrían estar relacionadas con la gravedad de la enfermedad.

3 comentarios:

Ibn Luanda dijo...

Pues Luanda tiene 4 millones y medio de habitantes y la mosca Tse-tse se estaba acercando peligrosamente en noviembre.

http://angonoticias.com/full_headlines.php?id=12382

En cuanto a las muertes...

http://www.24horaslibre.com/salud/1157399875.php

Azuara dijo...

250 fallecidos en un año; no sé qué más decir...

meneame.net dijo...

"Prácticamente erradicada en la década de los sesenta, ha resurgido en proporciones epidémicas debido a las guerras, los movimientos de población y el derrumbe de las estructuras sanitarias. Ahora, más de 500.000 personas están infectadas en África, una cuarta parte de las cuales morirá este año. A pesar de ello, la tripanosomiasis sigue siendo la enfermedad más olvidada de todas, porque la padecen personas pobres en zonas remotas, y las empresas farmacéuticas consideran que no existe beneficio económico potencial para combatirla."

Comentar