PORTADA
CONTACTO | AUTORA | BLOG DEL BLOG | ESTADÍSTICAS| LOGOS Y BANNERS
Google

martes, 19 de diciembre de 2006

Otra posible vacuna contra la malaria

Eng

Científicos del NIH han desarrollado una vacuna experimental que estimula el sistema inmunológico de la persona vacunada, de forma que elimina el parásito Plasmodium en los mosquitos Anopheles que propagan la malaria.

La vacuna se creó uniendo moléculas que el sistema inmunológico no reconoce con moléculas que sí se reconocen. Mediante ese proceso, se logra que el sistema comience a crear anticuerpos que eliminan moléculas en principio no son detectadas por el sistema inmune. En este caso se eligió la proteína Pfs25 del parásito, una pieza clave para su desarrollo (presente en P. falciparum y P. vivax), y se combinó con varias moléculas como toxinas bacterianas o albúminas.

En los test de mosquitos que tomaron suero de los ratones vacunados se observó que los insectos se habían liberado completamente del parásito. Además se comprobó que la producción de anticuerpos en los ratones aumentaba con el tiempo.

Según el artículo publicado en PNAS la vacuna hasta ahora sólo se ha probado en ratones, pero de aplicarse con éxito, podría eliminar la enfermedad de regiones completas del planeta: el mosquito, al picar una persona vacunada, ingiere los anticuerpos contra el parásito. No se trata de un tr
atamiento contra la malaria, pues no elimina el parásito en las personas que ya están infectadas, pero sí en los mosquitos, el vector de la enfermedad. La misma tecnología se ha utilizado ya en otras ocasiones para el desarrollo de vacunas contra enfermedades comola fiebre tifoidea.

La dificultad de crear una vacuna en humanos contra esta enfermedad se debe a que el parásito causante es capaz de escapar al sistema inmune "escondiéndose" en hígado y células sanguíneas (imagen).

La malaria mata cada año más de tres millones de personas en todo el mundo, la mayor parte niños menores de 5 años en el África subsahariana.


El artículo está disponible de forma gratuita en el enlace:
Sustained high-titer antibody responses induced by conjugating a malarial vaccine candidate to outer-membrane protein complex.
Miller LH et al.
Proc Natl Acad Sci (2006) 28;103(48):18243-8
Eurekalert
EFE


6 comentarios:

Ibn Luanda dijo...

Iba a enlazar la noticia de 20 minutos pero la tuya es mucho más completa. :-)

Ibn Luanda dijo...

Por cierto, qué necesidad hay de ponerle la cosas ésa a los humanos si el efecto lo hace en los mosquitos. ¿por qué no se le pone directamente al resto de la fauna del lugar endémico? Los mosquitos les pican igual y el paludismo acaba extinguiéndose.

Azuara dijo...

Porque no hay reservorios de malaria en otros animales. Los grandes simios sí que pueden tener la enfermedad, pero son otras especies de Plasmodium que no afectan al hombre.

(Buscando información he visto que los pájaros también tienen malaria, pero siguen siendo otros parásitos diferentes.)

Lo que no sé es si los mosquitos discriminan tanto, yo diría que no. Así que lo que comentas podría estar bien, vacunar a todos los animales con la esperanza de que un mosquito con el Plasmodium que nos interesa les pique. (La proteína que van a utilizar sólo se expresa en dos de las cuatro especies de parásitos que afectan al hombre, así que no creo que esté muy expandida en el resto de la especie).

Aún así me parece poco factible...

Anónimo dijo...

No entiendo cómo funciona la vacuna.

La fijación de los anticuerpos en los plasmodios es, según creo, un paso esencial para que los linfocitos asesinos reconozcan los gérmenes que deben atacar. Dado que los plasmodios se ocultan en el interior de los glóbulos rojos, los linfocitos sólo pueden atacarles cuando los eritrocitos se rompen liberando los gérmenes.

No imagino cómo puede darse dentro del sistema digestivo del mosquito un ataque exitoso de los linfocitos. Dentro del cuerpo humano (o de los ratones) se producen linfocitos cuando se precisan, respondiendo a la alerta del sistema inmunitario, pero dentro del mosquito no. ¿Cómo acaban entonces los anticuerpos de las personas vacunadas con los plasmodios en el insecto vector?

Txema M (no consigo entrar si no es como anónimo)

Azuara dijo...

Hola Txema, nuestros linfocitos B no producen sólo anticuerpos (Ac) cuando se encuentran en presencia del antígeno (Ag), es cierto que esto inicia la producción, pero según la intensidad del estímulo podemos conseguir que la producción sea constante.

--Así funcionan más o menos las vacunas: Como ya hay Ac circulando, en un segundo contacto el sistema inmune reacciona más rápido y ataca al microbio antes de que aparezca la enfermedad--

Pero en este caso no hay segundo contacto, porque los Ac atacan al parásito antes de que entre en el hombre. La respuesta a lo que preguntas la tienes precisamente en el título de la publicación:

"Respuesta de anticuerpos mantenida en el tiempo y con título alto inducida por conjugación de una vacuna contra la malaria y un complejo proteico ajeno"

(la cantidad de Ac en sangre se llama título)

1. Se inyecta el antígeno (el conjugado vacuna-proteína) y el cuerpo reacciona produciendo anticuerpos (muchas vacunas son sintéticas y sirven después para microbios "reales").

2. Se producen Ac en alta cantidad y de forma constante, tenemos un "título alto" en sangre (ocurre como te digo en muchas vacunas, algunas como el tétanos "se acaban" y por eso necesitan dosis de recuerdo a los 10 años)

3. El mosquito al picar va a tomar estos Ac. El parásito en el mosquito está mucho más disponible que en el hombre, en las glándulas salivares, así que lo ataca.

Por eso dicen que la vacuna no es un tratamiento, no sirve para atacar los plasmodios en el hombre porque como dices están encerrados en los glóbulos rojos e hígado, pero en el mosquito no hay problema.

Una pregunta que se me ocurre a mí es que estos complejos que utilizan como vacuna causan una reacción en el hombre y podrían tener un efecto similar en el mosquito, les podría producir una alergia o incluso un shock séptico y matarlos. Pero se ve que no hay problema y que el mosquito sigue vivo pero no infectado.

Si no te ha quedado clara la respuesta o no era eso exactamente lo que me preguntabas dímelo :-)

Txema M dijo...

Gracias, Azuara. Si te he entendido bien, me has aclarado dos conceptos clave. El primero, que el papel de los anticuerpos "de diseño" en esta ¿vacuna? no es el de señalar a los linfocitos qué gérmenes deben atacar, sino el de atacarlos directamente. El segundo (que sabía pero había olvidado) es que no son los glóbulos rojos de las personas enfermas los que transmiten a las sanas los plasmodios tras la picadura del mosquito, sino su saliva. Por tanto, la eliminación de los patógenos de la saliva impide la propagación de la enfermedad. Capito.

El artículo que linkas no me podía ayudar porque está en inglés. Algún día deberé intentar aprender a leerlo.

Comentar